RETOMANDO LAS SENSACIONES DE LA BTT

27 09 2010

Después de muchas semanas alejado de la Mountain bike, este domingo he conseguido hacer una salidita por los alrededores de Llivia.

Quería hacer un circuito de unas 2 horas, para por un lado seguir más o menos el plan de entreno planificado por Andreu y por otro retomar las sensaciones de rodar con una BTT que tenía casi olvidadas. Así que mi intención era levantarme a las 7:30 para a las 7:45 estar rodando y poder llegar a casa a una hora razonable, pero los planes los he tenido que cambiar cuando Blanca a aparecido en nuestra cama a las 7:15, con lo que en esta situación lo mejor era seguir durmiendo hasta que hubiera movimiento en casa, para que pudieran estar por Blanca mientras Julia seguía durmiendo y yo salía a rodar.

Finalmente Blanca y yo nos hemos levantado a las 8:30, con lo que mi intención de salir 2 horas se ha visto drásticamente reducida, aunque por suerte he podido salir un rato.

La mañana era fría 4ºC, (ya estamos en otoño!!!!!!) pero tenía tantas ganas de salir que la verdad es que no me ha parecido que la temperatura fuera tan fría, así que rápidamente me he puesto a rodar en dirección al Parque de Sant Guillem, en principio tenía una idea en la cabeza pero con los cambios de horarios he decidido tirar y sobre la marcha ir haciendo.

Así que la llegar a Sant Guillem he pensado en coger dirección a Onzes para luego volver por el camino que lleva hasta la Formatgeria de LLivia, bajar paralelo a la carretera y subir por el camino de la pedrera hasta zona alta de Cereja y entonces en función del tiempo decidir si continuaba o no, así que he ido haciendo sobre la marcha. Me ha sorprendido la gran cantidad de agua existente en los caminos, pues a pesar de que ha llovido el terreno esta muy, muy encharcado, cosa que en verano puede ser muy divertido pero no tanto pues los pies enseguida se han mojado y con el frío la sensación no era muy agradable. Suerte que el día acompañaba y a medida que el sol iba subiendo la temperatura cada vez era más agradable, finalmente he dejado la parte más dura para el final que es el camino de la pedrera, exigente por el desnivel y por el mal estado del terreno, y que en esta ocasión, probablemente por las lluvias del verano estaba francamente mal, con muchas grietas y agujeros en el terreno que hacían todavía más difícil el pedaleo. Después de una ascensión dura, pero a la vez bonita he llegado a la zona alta de Cereja, donde he decidido volver a casa para poder aprovechar el resto de mañana con la familia.

En resumen la salida ha sido muy satisfactoria, pues me ha gustado volver a tener las sensaciones de ir en una btt, a pesar de que es muy diferente de una bici de carretera, y porque he podido disfrutar de un día espectacular, si bien un poco frío, aunque esto ya se sabe que en el Pirineo pasa, también me ha servido para darme cuenta que finalmente necesito una puesta a punto de la Btt, pues hay varias cosas que ya no van muy finas, así que he dejado la bici en SKI BIKE, para ver que tal me la tratan.

Adjunto track de la salida, sencilla, pero divertida y variada. Circular a LLivia

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: